En el post de hoy quería hacer un pequeño resumen de algunos de los ingredientes más utilizados en cosmética para tratar el Melasma para que lo tengáis en cuenta a la hora de comprar productos. Quiero dejar claro que no están todos los que son, ya que me he querido centrar en los más comunes y fáciles de encontrar.

Antes de empezar con este pequeño resumen quería recordar que el melasma desgraciadamente no tiene cura, lo único que podemos hacer es: por un lado aclarar las manchas existentes, y por otro prevenir que vuelvan a aparecer. Y para prevenir que vuelvan a aparecer el mejor cosmético que tenemos a nuestro alcance es el protector solar. Hay que buscar el que mejor nos funciona, aplicarlo en la cantidad correcta (normalmente nos quedamos muy muy cortos) y replicarlo cada dos horas. Es muy importante que la fotoprotección sea de FPS 50+, con protección contra los UVA de mínimo 28, que proteja contra luz visible, y a ser posible que tenga pigmentos como el óxido de hierro.

En mi caso, mi elección en este momento es Heliocare 360, tanto en la versión Water Gel (tengo pendiente de hacer review) como el en la versión Oil-free Gel, que podéis leer mi review aquíAunque este año han sacado nuevos protectores que tienen buena pinta y que estoy probando ahora como el nuevo de SkinCeuticals (Advanced Brightening UV Defense) y también Pigment Solution Fluid de Heliocare. Si os interesa podéis leer las reviews sobre los protectores que voy probando aquí.

También hay que tener en cuenta que aunque la radiación ultravioleta es el detonante principal de la inmensa mayoría de los casos, también hay otros motivos que pueden iniciar la respuesta de producción de pigmento en la piel como: hormonas (estrógenos), estrés, inflamación, calor, radiación infrarroja, ingredientes de algunos cosméticos (alcohol, algunos aceites esenciales, perfume,…). Cada piel puede reaccionar a diferentes detonantes y hay que averiguar los que nos afectan a nosotros.

Y por último, recordar también que para empezar a ver resultados hay que tratar la piel durante varios meses (3 meses aproximadamente) y que en cuanto se recibe radiación solar sin estar suficientemente protegidos las manchas vuelven a aparecer y hay que volver a empezar el proceso, lo que es muy frustrante, lo sé por experiencia propia. Por eso encontrar el protector solar que mejor nos funcione es el primer paso y el más importante para tratar el melasma.

 

Inhibidores de la Tirosinasa

La tirosinasa es una enzima que controla la producción del pigmento (melanina). La mayoría de los despigmentantes se encuentran en esta categoría. Hay que tener en cuenta que la tirosinasa necesita cobre para funcionar, así que ademas de usar despigmentantes hay que eliminar los cosméticos que incluyan el cobre en su composición, como por ejemplo mi adorado CAIS de Niod (que tuve que dejar de usar al enterarme de esto) o Buffet + Copper Peptides de The Ordinary.

  • Hidroquinona: es el ingrediente más estudiado y recomendado para tratar el melasma. Si alguien está interesado en usarlo os recomiendo ir primero a un dermatólogo para que os indique la manera correcta de uso. No voy a comentar nada más sobre este ingrediente porque yo no lo he probado y además no querría que nadie la utilice sin haber acudido antes al médico / farmacéutico para informarse bien.
  • Arbutina: es un activo presente en las hojas de los perales y ciertas plantas como el trigo y la gayuba / uva ursi (bearberry). Es un derivado de la hidroquinona que tiene la ventaja de no tener sus efectos secundarios. Es un ingrediente que está muy presente en cosméticos asiáticos y que empieza a estar presente también en la cosmética occidental.
  • Ácido Kójico: este ingrediente procede de varios hongos. Este ingrediente también es muy conocido desde hace años en la cosmética oriental. Normalmente se usa en una concentración del 1% -2% (a más concentración puede producir irritaciones) y funciona bien combinado con ácido glicólico al 5%.
  • Extracto de Regaliz: lo podéis encontrar en los cosméticos con el nombre de Licorice extract o Glycyrrhize Glabra. Es efectivo en concentraciones del 0,5%.
  • Rucinol (4-n-butil resorcinol): la concentración de uso del activo recomendada es de 0,1-0,5%. Este producto ha demostrado buena tolerancia cutánea y no es citotóxico.
  • Ácido Azelaico: es efectivo de forma selectiva sobre los melanocitos anormales e hiperactivos y tiene un mínimo efecto sobre la pigmentación normal, por ello se considera que es un agente citotóxicos del melanocito. En cosmética se puede encontrar en concentraciones de hasta el 10%, y en medicamentos en concentraciones de hasta el 20% (se necesita receta). Además, también se usa con buenos resultados en el tratamiento del acné y de la rosácea. Para aumentar su efectividad puede combinarse con ácido retinoico (tretinoína) en concentraciones de entre el 0,05-0,1%, o combinado con ácido glicólico en concentración del 10%. Se utiliza sobre todo en la fase de mantenimiento.
  • Ácido fítico: es un ingrediente quelante de cobre y hierro. Se utiliza en concentraciones de 0,5-2%.
  • Aloesina: es un activo presente en el aloevera que tiene poca capacidad despigmentante.
  • N-acetilglucosamina: se aplica en la piel para disminuir las manchas oscuras causadas por el envejecimiento o la exposición al sol.
  • Azeloglicina: es un principio activo obtenido por condensación de ácido azelaico y la glicina. Podemos encontrarlo en los cosméticos con el nombre potassium azelaoyl diglycinate. La concentración de uso recomendada está entre el 3-10%. Además, del efecto despigmentante tiene otros interesantes acciones cosméticas, ya que es seborregulador, antimicrobiano e hidratante.
  • Ácido Retinoico: es efectivo en concentraciones de entre 0,05% a 1%. También actúa favoreciendo la penetración de otros ingredientes al acelerar el recambio de los queratinocitos.
  • Ácido Tranexámico: es efectivo para el melasma, la pigmentación post-inflamatoria, e incluso algunos tipos de ojeras. Se utiliza en concentraciones del 2-5%. Combina muy bien la niacinamida.
  • Antioxidantes: he querido terminar con este gran grupo de activos. Hay muchos antioxidantes que actúan como quelantes del cobre, que como he comentado antes lo necesita la enzima para funcionar, por lo que también tienen efectos despigmentantes. Además, tanto la contaminación como la radiación ultravioleta puede estimular la producción del pigmento, y por eso los antioxidantes son efectivos ya que protegen del daño oxidativo. Dentro de este grupo podemos encontrar: vitamina C (ácido ascórbico), MAP (derivado de la vitamina C), vitamina E (tocoferol), pygnogenol, resveratrol, oxyreveratrol, té verde, gnetol, ácido elágico,……

 

Inhibidores de la transferencia del pigmento

Este grupo de ingredientes lo que hacen es inhibir la tranferencia del pigmento desde los melanocitos hasta los queranocitos. Es decir, que inhibe que la pigmentación llegue a las capas de la piel donde es visible. Hay que tener en cuenta que no destruyen el pigmento que ya está en los queranocitos, por lo que se necesita unos tres meses para que empiece a notarse los efectos. Se puede acelerar un poco el proceso con productos exfoliantes.

  • Niacidamida: es la forma activa de la vitamina B3. Es efectivo en concentraciones a partir del 5%. También ha demostrado ser efectivo en concentraciones más bajas (3,5%) cuando se combina con retinoides. Es un ingrediente fácil de encontrar en muchos productos ya que además de ser despigmentante es un buen un buen antioxidante. Combina bien con muchos otros activos, como por ejemplo la n-acetilglucosamina.
  • Soja: se encuentra en cosmética con el nombre de «active soy» o «soybean extract». Tiene propiedades despigmentantes cuando se aplica de forma tópica pero no cuando se ingiere. Esto es importante porque algunos productos con soja contienen una gran cantidad de componentes estrogénicos (isoflavonas) que puede empeorar las manchas, ya que los estrógenos regulan la producción de melanina.

 

Exfoliantes y Renovadores

Estos activos no son despigmentantes propiamente dichos, sino que ayudan a acelerar el proceso combinando con los otros activos mencionados anteriormente.

  • Ácido retinoico / retinoides: a pesar de las creencias populares no se trata de un exfoliante sino de un renovador, es decir, que acelera la renovación celular induciendo a las células a generar otras nuevas.
  • Ácido glicólico: ayuda a eliminar las células muertas que presentan manchas y a que penetren mejor los activos con los que se combina. Es el más efectivo ya que su molécula es la de menor tamaño, pero también es el más irritante.
  • Otros ácidos exfoliantes: aquí podemos encontrar otros ácidos que son de mayor tamaño y por lo tanto menos irritantes. Algunos ejemplos son: el ácido málico, el ácido láctico, ácido mandélico, ácido salicílico,…

 

Despigmentantes por vía Oral

Hay que tener en cuenta que los despigmentantes más efectivos son los que utilizamos por vía tópica. Además, los utilizados por vía oral se llevan estudiando desde hace relativamente poco tiempo por lo que aún podrían tener algún efecto no deseado. De todas formas os comento algunos de ellos por si queréis utilizarlos para complementar el tratamiento.

  • Ácido tranexámico: quizás sea el más efectivo de todos para el melasma, pero debe utilizarse siempre bajo recomendación médica ya que debido a su mecanismo de acción no está recomendado en pacientes que tengan antecedentes o puedan desarrollar una embolia o una trombosis.
  • Polypodium leucotomus: se obtiene del helecho originario de América de Sur que tiene el mismo nombre. Se conoce con el nombre comercial de Fernblock. Tiene una capacidad despigmentante baja y no tiene efectos secundarios.
  • Carotenoides: son capaces de absorber la radiación ultravioleta y actuar contra los radicales libres, pero no tiene en si efecto despigmentante.
  • Melatonina: es una hormona secretada por la glándula pineal que tiene efecto antioxidante y además inhibe la hormona estimulante del melanocito. Tiene una capacidad despigmentante baja y sin efectos adversos de importancia.
  • Procianidina: es un flavonoide que se obtiene de corteza de pino marino francés. Se conoce con el nombre comercial de Pycnogenol. Tiene baja capacidad despigmentante y sin efectos indeseables.
  • Glutatión: es un antioxidante que está presente de forma natural en algunos alimentos como la carne sin cocinar, los huevos y los lácteos. La dosis recomendad está entre 20mg a 40mg por Kg de peso. Se necesitan entre tres y cuatro meses para ver los efectos.

 

Cómo Combinar Activos

Lo ideal para crear una rutina efectiva contra el melasma es combinar activos que actúen en todas las fases, es decir, que inhiban la formación del pigmento, que interfieran en la transferencia del pigmento desde los melanocitos hasta los queranocitos, y que aceleren la renovación celular con retionoides o hidroxiácidos. Todo ello sin olvidarnos del producto principal para parar el proceso: el protector solar.

Hay productos que combinan varios ingredientes de los que he mencionado aquí, como Neoretin Discrom. Y otra opción más económica es utilizar los productos de The Ordinary para la manchas. También podéis ver las rutinas que voy creando con diversos productos que voy comprando aquí.

 

Espero que este post os sirva de ayuda a la hora de elegir productos 🙂

¿Cuáles son vuestros cosméticos favoritos para tratar el melasma / las manchas?