Conseguir una piel bonita es posible siguiendo una rutina básica dos veces al día y utilizando los productos adecuados según nuestro tipo de piel. Estos son los pasos que yo sigo:

 

Primer paso: Limpieza

Lo primero es comenzar por la limpieza. Utiliza productos suaves que no agredan la piel y que ayude a retirar la suciedad, el maquillaje y el exceso de sebo que se acumula, así conseguiremos que el resto de los productos hagan un mayor efecto. Por la mañana utilizo un producto de base acuosa para retirar el exceso de sebo, sudor e impurezas que se acumulan en la cara al dormir. Por la noche utilizo el ritual de doble limpieza japonesa, y que consiste básicamente en primero desmaquillar los ojos y los labios, luego utilizar un bálsamo para retirar las impurezas oleosas y por último un limpiador para retirar la impurezas acuosas (el mismo que utilizo por la mañana).

 

Segundo paso: Tonificar

Después utilizo un tónico. La función del tónico es equilibrar el ph de la piel que puede verse afectado con la utilización de limpiadores con componentes alcalinos. Me gusta utilizar un tónico que sea a base de BHA o AHA para que realice una exfoliación química. Disponemos de diferentes formulaciones y concentraciones para poder utilizar aquel que más se ajuste a las necesidades de nuestra piel. La exfoliación hará que nuestra piel este suave, rejuvenecida y además ayuda a mejorar el daño provocado por el exceso de sol.  Entre los tónicos que más me gustan están el P50 de Biologique Recherche o el Glow Tonic de Pixi.

 

Tercer paso: Contorno de ojos

Después aplicamos una crema especifica para el contorno de ojos. Aunque hay muchos profesionales que dudan de la necesidad de aplicar una crema diferente en el contorno de los ojos de la que se utiliza en la cara, en mi caso la piel de alrededor de los ojos es mucho más seca que el resto de la piel, por lo que me gusta utilizar formulas más “densas” que no se me ocurriría poner en el resto de la cara.

No he encontrado todavía el contorno de ojos ideal. Ahora mismo estoy utilizando Ferulic & Retinol Eye Cream de Dr. Dennis Gross.

 

Cuarto paso: Sérum

En este cuarto paso aplicamos  los sérum o productos específicos como productos antimanchas o para el acné, por ejemplo.

 

Quinto paso: Hidratante + SPF

Por último hidratamos la piel con un producto adecuado a nuestro tipo de piel que contenga antioxidantes y aplicamos un factor de protección solar (mínimo SPF 15), que previene el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel.

 

Espero que detallando mi rutina te ayude a definir la tuya. ¿Me cuentas la que sigues tú?