Uno de los productos estrella de Mary Kay es sin duda el desmaquillador de ojos. Yo lo conocí cuando salió elegido ganador de la sexta edición de premios de Belleza de Elle y desde entonces no he dejado de escuchar recomendaciones, así que al final he decidido probarlo.

 

Se trata de un desmaquillador bifásico, pero con la peculiaridad de que no lleva aceites como el resto de desmaquilladores de este tipo que conozco. Elimina muy fácilmente todo el maquillaje de ojos, incluso el resistente al agua. No deja sensación grasa y la piel de alrededor de los ojos queda perfectamente hidratada. Esto es muy importante para mí porque tengo la zona de alrededor de los ojos normalmente deshidratada.

Además, es adecuado para las pieles más sensibles, no es comedogénico, es hipoalergénico y no contiene fragancia, y como está probado tanto clínica como oftalmológicamente es adecuado para las usuarias de lentes de contacto.

 

Metodo de utilización

El primer paso es agitarlo muy bien para unir homogéneamente las dos fases del producto, porque la fase superior retira el maquillaje resistente al agua y la fase inferior elimina el maquillaje que no es resistente al agua.

Después se pone un pequeña cantidad en un algodón y se coloca sobre el párpado y se deja unos segundos para dejarlo actuar.

Por último se desliza con suavidad el algodón varias veces para retirar todo el maquillaje. Es importante no frotar el algodón en el ojo, porque no hace falta, y solo conseguiríamos irritarlo, y perder unas cuantas pestañas en el proceso.

 

La verdad es que pensaba que los desmaquilladores bifásicos no eran para mí porque yo no utilizo máscaras de pestañas resistentes al agua, pero ¡qué equivocada estaba! Este tipo de desmaquilladores facilitan mucho el proceso.

Como os he comentado antes he tardado mucho en probarlo pero ahora ya no lo cambio por nada.

 

Y tú, ¿qué desmaquillador de ojos utilizas?