Durante el último mes y medio he estado probando unas muestras de ampollas que recibí en el último pedido de Orlaïs y quería compartir con vosotras mis primeras impresiones.

Cuando hice la revisión de las ampollas de Sesderma ya os comenté que no era un formato que me entusiasmase mucho. Los motivos por lo que no me gustan son: porque al ser de cristal existe un alto riesgo de desprendimiento de esquirlas al abrirlas (yo siempre las cubro con una toalla para no cortarme por si acaso) y también existe riesgo de rotura si se caen o se dan un golpe fuerte. En algunas ocasiones llevan un aplicador de plástico para facilitar la aplicación, pero la verdad es que se queda mucho producto entre la ampolla y el aplicador por lo que tampoco me parece demasiado útil. Y el último motivo es que como llevan suficiente cantidad para varias aplicaciones tienes que dejarlas abiertas, en contacto con el aire, con lo que se pierden propiedades por la oxidación.

A pesar de todos los inconvenientes que os indico, sigo usando las ampollas porque el producto es mucho más efectivo que los sérum que he utilizado hasta la fecha.

 

Endocare C-20

Estas ampollas están indicadas para el tratamiento y prevención de los signos del envejecimiento y contienen: un 20% de Vitamina C pura, un 5% de Proteoglicanos  y 20 SCA.

Estos los beneficios que aportan:

  • Efecto hidratante-reafirmante: reteniendo el agua de nuestra piel, eliminando las arrugas y aportando luminosidad inmediata.
  • Efecto antioxidante-reparador: contribuyen a prevenir el daño oxidativo producido por los radicales libres que son los que originan la aparición de arrugas.
  • Efecto unificador del tono de la piel e iluminador.

Estas son las ampollas que menos me han gustado porque no son las más indicadas para mi piel grasa. Notaba que no se llegaba a absorber del todo y se quedaba en la superficie de la piel. Además, me resultaban demasiado pringosas debido a la presencia de los proteoglicanos, que les confiere una excesiva untuosidad. Están más pensadas para ser utilizadas en pieles más secas.

Se presentan en cajas de 30 ampollas de 2 ml y el precio es de 37 euros. Con la cantidad de cada ampolla se pueden usar en dos o tres veces. Yo las he estado usando más tiempo porque tenía que echarme una pequeña cantidad para que mi piel la absorbiera. Me alegro de que sea solo una muestra porque no voy a comprar la caja. Si tenéis la piel seca seguro que os gusta más que a mí.

 

Endocare C Oil-Free

Estas ampollas están pensadas para las pieles mixtas y grasas y se absorben perfectamente nada más echar el producto, a diferencia de las Endocare C-20. Contienen un 20% de un sistema antioxidante compuesto por Vitamina C, Vitamina E y Ácido Cítrico, y 40 SCA.

Al igual que las anteriores, tienen un efecto hidratante-reafirmante a corto plazo, efecto antioxidante-reparador a largo plazo y Unificador del tono de la piel e iluminador. Me han gustado mucho porque desde el primer momento notas la piel más lisa y con mejor textura.

Se presentan en cajas de 30 ampollas de 2 ml, con lo que se pueden usar en dos o tres veces. El precio es de 37 euros.

 

Nota: todos los productos de la gama Endocare de los laboratorios IFC llevan SCA (baba del caracol Cryptomphalus Aspersa) y un número impreso que indica el porcentaje que llevan. Este ingrediente tiene un alto poder reparador ya que contiene factores de crecimiento, así que cuanto más alto sea este número mucho mejor para la piel.

 

Martiderm Black Diamond Skin Complex

Son las ampollas más potentes de Martiderm. Contienen Proteum 89 y un complejo de vitaminas que está compuesto por un 15% de vitamina C y un 5% de vitamina B5, F, E y A. Proteum 89 es un proteoglicanos de última generación que permite absorber el doble de Vitamina C y además retarda la oxidación de la piel y libera el principio activo a lo largo del día.

Estás ampollas también me han gustado ya que se absorben muy bien y dejan la piel con un tacto aterciopelado y sedoso. Además, desde la primera aplicación notas la piel más luminosa. A diferencia de las ampollas anteriores que apenas tienen color, éstas tienen un color blanquecino lechoso.

Se pueden usar tanto en la rutina de día como en la de noche justo después de la limpieza facial. Una vez abierta hay que usarlas en un período máximo de 24 horas.

Se presentan en cajas de 10 ampollas de 2ml de cada una, y tienen un precio de 30 euros. Están indicadas para todos tipo de pieles.

 

¿Os gustan las ampollas? ¿Habéis probado alguna de éstas?