La semana pasada, coincidiendo con la comunión de mis sobrina, decidí probar la manicura semipermanente de la marca CND. Aunque llevaba algunos años oyendo hablar de ella hasta ahora no me había animado.

 

Diferencia entre manicura tradicional y manicura semipermanente

La manicura semipermanente se diferencia de la tradicional en su duración, ya que dura alrededor de dos semanas sin perder el brillo y sin los desconchones normales que se producen en los esmaltes tradicionales por desgaste, manipulación, golpes,… El único problema es el crecimiento de la uña, ya que comienza a verse la parte sin esmalte al comienzo.

 

Con el crecimiento de la uña también empieza a verse un pequeño “escalón” ya que en una parte de la uña llevas cuatro de capas de producto (prebase + dos capas de esmalte + top coat) y en la parte de la uña que ha crecido no llevas nada. No es algo evidente para el resto de la gente, pero tú sí lo notas.

 

Otra diferencia reside en el tiempo de secado, ya que los esmaltes semipermanentes se secan  muy rápidamente en una lámpara de led, por lo que inmediatamente después de terminar ya puedes actuar con total normalidad sin preocuparse de estropearlo con roces o pequeños golpes.

 

Proceso de manicura semipermanente

Primero se aplica una capa base, después dos capas del esmalte elegido, y por ultimo una capa final que otorga brillo y protección. Cada una de estas capas se secan en la lámpara de led.

En mi caso, como elegí un color oscuro, tuvieron que secarme la primera capa del esmalta uña a uña. Por lo que me explicaron en el centro, al aplicar la primera capa de ciertos colores oscuro, tiene a encogerse  si no se seca inmediatamente con la lámpara de led.

Por último se pasa un algodón empapado en alcohol isopropilico para limpiar la uña.

 

Consideraciones previas

La manicura te va durar al menos 2 semanas, por lo que tenlo en cuenta a la hora de elegir el color.

 

Es importante elegir una marca que no dañe tu uña, que sea lo suficientemente poroso para dejar pasar la luz del sol y que la uña no se debilite.

 

Además, hay que tener en cuenta que para quitarte el esmalte tienes que volver al centro ya que cada hay que usar el producto específico que tiene cada marca y dejarlo actuar en la uña durante al menos 15 minutos. Ten en cuenta también que en algunos centros te cobran por quitarte el esmalte, a no ser que vayas a hacerte una nueva manicura.

 

Conclusión

Me parece una opción muy buena para algunos momentos en los que te tienes que asegurar que vas a llegar con la manicura perfecta como una boda o una comunión. O cuando vas a estar fuera de casa durante un período de tiempo y no quieres ir cargando con el quitaesmalte y esmaltes, como vacaciones o viajes de trabajo.

Manicura semipermanente

 

En la foto podéis ver cómo está la manicura después de 10 días con ella. A pesar de que se nota el crecimiento de la uña, el coros y el brillo son excepcionales. No se aprecian ni desconchones ni arañazos ni ningún defecto en el esmalte.